¿Qué hacer cuando a mamá le duele el corazón?

Me gustaría tener la medicina a la mano, pero la medicina sólo la podrás elaborar tu misma:

Paso #1

Acepta la situación. Por el motivo que sea...TRABAJAS...esa es tu realidad en este momento, no malgastes energías pensando en lo que podría haber sido si no tuvieras que hacerlo. Evita frases como: Que mala suerte la mía, que mala madre soy, pobre mi hijo, etc,  si esto te lleva a alguna parte bien, pero déjame decirte que nada de provechoso hay en estos pensamientos. EL PENSAMIENTO PRECEDE A LA EMOCIÓN, ya imagino la cantidad de madres deprimidas por tener estas ideas rondándoles la cabeza.

Paso # 2

Acepta que debes esforzarte por construir el vínculo con tu hijo, bueno la verdad es que en este punto deben prestar atención todas las madres. NO POR ESTAR EN CASA LAS MADRES CUBREN LAS NECESIDADES DE AFECTO DE SUS NIÑOS.

Paso #3

A trabajar se ha dicho, ¿Qué harás?, ¿Ya has pensado en algo?. Si piensas que tienes algo por mejorar es momento de trabajar en ello, ¡Arriba el ánimo!

Paso #4

Enfócate en las rutinas, para los niños son MUY IMPORTANTES y sobre todo para los bebés.
Las rutinas incluyen el baño diario, la alimentación y la hora de dormir. ELIGE EN CUAL MOMENTO ENCAJARÁS TÚ (olvida a la nana por favor, la madre eres tú), puede que estés cansada pero debes seguir esforzándote y tratar de estar en los momentos cruciales de la vida de tu bebé. Conozco mamás que llegan del trabajo a bañar a sus niños y ese tiempo lo disfrutan juntos cantando, haciéndoles masajes, jugando en la bañera, ¿ves?, ese es el tiempo de mamá encajado en la rutina diaria. Otras mamás, que pueden volver a la hora del almuerzo, apagan la tele y se dedican a los chicos, cuentan historias, le dan cucharadas de comida jugando al avioncito, en fin. Algunas mamás llegan tarde a casa y se encargan del cuento de la noche, de las caricias y de los mimos. Si te das cuenta siempre habrá un momento dentro de la rutina donde podrás encajar. La rutina hace que el afecto y los cuidados sean previsibles, esto les proporciona confianza y seguridad a los niños. 

Paso # 5

Cuando los chicos están más grandes necesitarán algo más...el "MÁGICO TIEMPO CON MAMÁ" mira el nombre que le inventé...invéntale un nombre tu también!. No hay nada que motive más a los chicos que pasar un tiempo con la mamá (nos adoran!), ojo, NO ME REFIERO A UN TIEMPO CASUAL, me refiero a un tiempo que deberás encajar dentro de la rutina diaria, esto hará que ese tiempo sea esperado y anhelado, por ejemplo, mi tiempo con mi hija Jimena es a las 7pm. Este tiempo funcionará bien de los 2 a los 6 años aproximadamente.¿Qué actividades podrías hacer con tu hijo?, eso te lo dejo de tarea,  a mi me funciona contar chistes, jugar con las muñecas, hacer un rompecabezas juntas, etc. Pasa con tu hijo por lo menos 10 minutos exclusivos para él... 10 MÁGICOS MINUTOS!. 


Paso #6

Sólo hazlo!


Esta nueva entrada la escribí pensando en las mamás que trabajan, pero realmente es para todas las mamás. EL TIEMPO ES NECESARIO, claro que si, adminístralo bien y verás cuan provechoso se vuelve.

Tengo a mis dos pequeñitas en casa, ellas anhelan su "Mágico tiempo con mamá". No deja de sorprenderme cuanto amor puede haber en sus corazones. No hay nadie que puede necesitarnos ni amarnos tanto como nuestros niños...y este amor NO ES EXCLUSIVO PARA LAS MAMÁS QUE SE QUEDAN EN CASA, es para todas las mamás, ya sea que trabajen o no. El vínculo con nuestros hijos lo construye la madre que está interesada en hacerlo, no surge mágicamente, no surge al estar más tiempo en casa. 

Cuéntame que rutinas tienes que te acercan más a tus hijos...tus ideas podrían servir a otras mamás :)





Cuando llega la noche y los miramos dormir

Esta noche me fui a la cama un poco decepcionada y pensativa. Fue un día bastante largo para mi, entre proyectos personales y mis pequeñas compañeras sentí que el día se me hizo muy largo.

Me puse a pensar en todo aquello que hice y dejé de hacer con una de mis chiquitas, dejé que el pesimismo y la culpa me invadieran, algo típico de las mamás, sobre todo cuando miramos a nuestros hijos dormir, pero de repente una escena vino a mi mente:

Una de mis gatitas (así las llamo a mis hijas) estuvo muy molesta por la tarde, se sentía frustrada por todo: por el dibujo mal pintado, por la supuesta preferencia que tengo hacia su hermano (16 años mayor que ella!), por no encontrar sus patines, etc. Su fastidio incluía llanto, gritos e insultos...el mayor de ellos: "Tienes cabeza de papa frita" (no sé de donde lo copió). Opté por tomarme un Tiempo Fuera Positivo...es decir decidí alejarme porque sentía que perdía mi autocontrol, sabía que no era el momento de conversar o de buscar una solución. Me senté en otra habitación a respirar hondo, muy hondo. De repente mi pequeñita se acercó, y me dijo llorando:"ayúdame mamá" y me abrazó muy fuerte. En ese momento sentí que ya era el momento de entender que era lo que realmente quería decirme mi pequeña con su conducta y empezar a buscar soluciones.

Ahora de noche medito sobre lo ocurrido. A ningún padre le gusta pasar por episodios críticos en la crianza, sin embargo me da cierto grado de satisfacción el comprobar como me ayudaron las herramientas de crianza de la Disciplina Positiva. Analicemos un poco:

La gentileza y firmeza son necesarios y fortalecen la relación con nuestros hijos
Cuando mi pequeña empezó con llantos y malos tratos hacia mi le dije que no podíamos estar juntas en ese momento porque sus palabras me herían, y me retiré. Mostré respeto hacia mi hija a través de mis palabras y a la vez respeto hacia mi misma.

El Tiempo Fuera Positivo nos ayuda a enfriar la situación 
Necesité apartarme cuando sentí que la paciencia se me agotaba. Con mis hijas he comentado sobre lo importante que es alejarnos cuando nos sentimos muy molestas. Esto no siempre resulta fácil a los adultos, muchas veces queremos entrar en una lucha de poder y dejar en claro quien manda en casa. Ante esto nos iría bien pensar que tenemos frente a nosotros a un pequeño ser humano sin los recursos ni estrategias suficientes para moderar sus emociones.

El abrazo tranquilizador
A mi pequeña le había enseñado esta herramienta para los momentos en que se sintiera muy irritada y lo puso en práctica!. Los abrazos contienen y relajan a nuestros pequeños, yo también se los he pedido cuando siento que no doy más!

Algo me quedó muy claro luego de este episodio con mi querida gatita:

"Cuando los padres cambiamos nuestro comportamiento, nuestros hijos también lo hacen"

Al aplicar la Disciplina Positiva en nuestras vida los cambios se irán dando poco a poco, requiere práctica y da mucha satisfacción.La crianza nos da un sin fin de situaciones donde podemos aprender y mejorar junto a nuestros niños, ¿No es eso maravilloso?


Ahora miro a mi tierna chiquita dormir y me digo a mi misma: "Vas avanzando Lucía"